Revista Digital Universitaria
ISSN: 1607 - 6079 Publicación mensual
 
1 de abril de 2010 Vol.11, No.4
  Ejemplares Directorio Quiénes somos Busca artículos Vínculos Contacto Mapa de sitio
 
Documento sin título
 
Influenza A: Biología, vacunas, y origen del virus pandémico A/H1N1
Susana López y Carlos F. Arias
CITA
PDF
Imagen tomada de:
http:// www. wikipedia.com
   
Estructura del virus de la Influenza
Variación Antigénica
Tropismo Viral
Vacunas
Bibliografía

Introducción


Los virus de influenza se clasifican en tres tipos: A, B, y C. Los virus de influenza tipo A infectan una amplia variedad de aves y mamíferos, y se dividen en subtipos. Estos virus han sido causantes durante el siglo pasado de tres pandemias, como se les conoce a las epidemias que se extienden a más de un continente. Los virus de influenza B sólo infectan humanos y existe un solo subtipo de ellos, por lo que tienen un bajo potencial de causar pandemias, aunque sí pueden provocar enfermedades respiratorias serias. Los virus de influenza C, infectan a humanos y cerdos, causan enfermedades respiratorias leves y han sido poco estudiados. 22,26

Cada año se enferman alrededor de 500 millones de personas a nivel mundial por virus de influenza A, de los cuales entre 3 y 5 millones se convierten en casos graves que llevan a alrededor de 300 mil defunciones. Estos casos de influenza ocurren regularmente durante los meses fríos de cada año y se conocen como epidemias o brotes de influenza estacional. 22

Desde 1977 circulan estacionalmente en la población humana dos subtipos de virus de influenza A, conocidos como H1N1 y H3N2, por las proteínas presentes en su superficie, junto con virus de influenza B. La frecuencia de estos tres grupos de virus varía de manera temporal y geográfica.

Los virus de influenza tipo A tienen dos clases de proteínas en su superficie, que se conocen como H (por hemaglutinina) y N (por neuraminidasa) (figura 1), que son los principales determinantes de patogenicidad del virus. En la naturaleza existen 16 subtipos diferentes de H (H1 a H16) y 9 de N (N1 a N9). 26


Figura 1. Esquema de una partícula de virus de influenza A.


Las aves silvestres acuáticas, como patos y gaviotas, entre otras, son el reservorio natural más importante de estos virus. En este tipo de aves circulan todos los subtipos de H y N, y se piensa que las aves silvestres son la fuente de los virus que se transmiten a los demás animales, incluyendo aves de corral. Muchos de los subtipos de virus de influenza A infectan a las aves de manera asintomática, esto es, sin causar la enfermedad, o bien causan síntomas moderados; sin embargo, hay infecciones con algunos virus; por ejemplo de los subtipos H5 y H7, que pueden causar enfermedad severa y muerte en algunas especies de aves silvestres y domésticas, tales como pollos y pavos. Los cerdos también son reservorios naturales de virus de influenza A, aunque sólo den unos pocos subtipos. Al igual que en el caso de las aves, algunas cepas de influenza infectan a los cerdos de manera asintomática, mientras que otras pueden causar en estos animales síntomas similares a los que se presentan en humanos, tales como tos, fiebre y secreción nasal. 26

22. Strauss, J., and E. Strauss. 2008. Minus-strand RNA viruses, 5 Viruses and human disease, Second ed, vol. 4. Elsevier, Oxford, UK, p. 137-17

26. Wright, P., G. Neumann, and Y. Kawaoka. 2006. "Orthomyxoviruses" Fields Virology, Fifth Edition ed, vol. II. Lippincott Williams & Wilkins, Philadelphia, p. 1691-1740.


 
  subir        
 
  Editorial
 
 

 
D.R. © Dirección General de Servicios de Cómputo Académico-UNAM / Ciudad Universitaria, México D.F.
Se autoriza la reproducción total o parcial de los artículos aquí presentados, siempre y cuando se cite la fuente completa y su dirección electrónica