Revista Digital Universitaria
ISSN: 1607 - 6079 Publicación mensual
 
1 de abril de 2010 Vol.11, No.4
  Ejemplares Directorio Quiénes somos Busca artículos Vínculos Contacto Mapa de sitio
 
Documento sin título
 
Las vacunas contra la influenza, un desafío cíclico
Mauricio Rodríguez-Álvarez y Samuel Ponce de León Rosales
CITA
PDF
Imagen tomada de:
http:// www. wikipedia.com
   
Primer acto: determinar qué virus...
2009, un año de doble reto
Seguridad y eficacia de las vacunas...
Tercer acto: un futuro no lejano...
Conclusiones
Bibliografía

Introducción


Los virus de influenza tienen una característica biológica determinante que los convierte en enemigos difíciles de vencer: una alta capacidad de mutar, es decir, tener cambios en su estructura y provocar con ello que estos agentes infecciosos escapen de la acción del sistema inmunológico. Los dos elementos virales que más cambios presentan en su estructura, son las proteínas hemaglutinina (abreviada con la letra H) y neuraminidasa (abreviada con la letra N). Estas dos proteínas están expuestas en la parte externa del virus, y son responsables de la unión del virus con las células de la nariz y garganta, y del ensamblaje y liberación de los nuevos virus que se crean en las células infectadas, respectivamente.

Existen muchos tipos de virus de influenza, y aunque pueden afectar a una gran diversidad de animales, cada uno tiene cierta preferencia por uno o unos pocos. Los dos tipos de virus de virus de influenza importantes para el ser humano son los tipo A y B; y de éstos, los del tipo A más, ya que mutan más rápido y pueden afectar a diversos animales al mismo tiempo, y combinarse para producir virus muy agresivos, nuevos para el sistema inmune. La clasificación de los virus de influenza se hace de acuerdo a la H y la N que presenten, y puede haber tantas combinaciones como resulten de mezclar 16 H con 9 N (¡un total de 144 diferentes tipos de virus!).1-3

Las vacunas contra la influenza, como prácticamente cualquier otra vacuna, tienen como finalidad presentar ante el sistema inmune al agente infeccioso, en una modalidad en la que no cause enfermedad (atenuado por medios químicos o físicos, fragmentado o sólo una de sus partes producidas de forma independiente), para que se establezca una respuesta en su contra, de tal modo que cuando el cuerpo se enfrente a ese agente infeccioso en particular, la respuesta inmune ya esté lista para hacerle frente y evitar que cause la enfermedad.4

En el transcurrir de un año los virus de influenza acumulan suficientes cambios para ya no ser reconocidos por el sistema inmune y seguir causando enfermedad. Es por ello que se hace necesario administrar una vacuna nueva cada año, específica contra los virus de influenza que hayan causado un mayor número de casos graves de la enfermedad.

Contar con una vacuna nueva contra influenza cada año es un reto múltiple. Por un lado, existe el aspecto biomédico, es decir, la vigilancia epidemiológica y virológica de los virus en las personas que se enferman de influenza, y por otro, el biotecnológico e industrial, que será el responsable de contar con un virus que sea preparado como vacuna, así como la fabricación y distribución de millones de dosis del biológico, garantizando siempre que esté en las mejores condiciones de calidad y seguridad.5

1. Dimmock,M.J., Easton,A.J. & Leppard,K.N. (eds.), Introduction to modern virology. Blackwell Publishing, 2007. pp. 271-289

2. World Health Organization. Gripe estacional. http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs211/es/index.html . (Fecha de consulta: 1-4-2009).

3. Departamento de Microbiología y Parasitología - Facultad de Medicina UNAM. Recursos en virología: Influenza. http://www.facmed.unam.mx/marco/index.php?dir_ver=87 . (Fecha de consulta: 18-3-2010).

4.
UNICEF. Cómo actúa la vacunación. http://www.unicef.org/spanish/immunization/index_how.html . (Fecha de consulta:17-3-2010).

5. Treanor,J. "Weathering the influenza vaccine crisis". N. Engl. J. Med. 351, 2037-2040 (2004).

 
  subir        
 
  Editorial
 
 

 
D.R. © Dirección General de Servicios de Cómputo Académico-UNAM / Ciudad Universitaria, México D.F.
Se autoriza la reproducción total o parcial de los artículos aquí presentados, siempre y cuando se cite la fuente completa y su dirección electrónica