Revista Digital Universitaria
ISSN: 1607 - 6079 Publicación mensual
 
1 de septiembre de 2010 Vol.11, No.9
  Ejemplares Directorio Quiénes somos Busca artículos Vínculos Contacto Mapa de sitio
 
Documento sin título
 
Las herramientas electrónicas en la didáctica de la literatura
Isabella Leibrandt
CITA
PDF
Diseño:Mario Álvarez
   
Vivir en la sociedad de las tecnologías
Las TIC´s en la enseñanza...
Principales líneas de argumentación
Conclusión del libro
Bibliografía
facebook
Facebook
twitter
Twitter
google
Google
 

Introducción


Las nuevas tecnologías han alcanzado ya una gran importancia para extensas partes de la vida privada y pública, sin que muchas personas estén preparadas tanto para las posibilidades como los riesgos relacionadas con ellas. El desarrollo rasante en el sector de las tecnologías es una marca de nuestro tiempo especialmente en la economía e industria, pero, ¿qué cambios han producido en las diferentes áreas científicas y en la educación? Sin duda, la cantidad, velocidad y eficiencia en la producción y disponibilidad de la información no tienen la misma prioridad en los diferentes campos del saber. Las posibilidades y ventajas de las tecnologías para fines educativos son evidentes: el acceso fácil y rápido a la información, la independencia del lugar y la hora en su disponibilidad así como las múltiples posibilidades en la elaboración y presentación de la información son incomparables frente a épocas anteriores. La motivación propia y responsabilidad, la comunicación y el trabajo en equipo así como el aprendizaje durante toda la vida se vuelven cada vez más importantes, competencias cuyas bases deberían transmitir las instituciones educativas. Por supuesto, no hay que olvidar las voces críticas que llaman la atención sobre la información basura que nos inunda. Precisamente en el sector científico los contenidos y su elaboración convierten la información en conocimiento posibilitando una construcción de redes interconectadas y significativas de conocimiento.

Cada vez es más difícil orientarse en la avalancha de información, seleccionar su contenido según su importancia y provecho, evaluar su relevancia y utilidad para llegar a la construcción del conocimiento. Como competencia clave se considera aprender a manejar estas enormes cantidades de información utilizando nuevas herramientas electrónicas. A causa de estas consideraciones surgió una nueva palabra clave que refleja esta meta-competencia cada vez más significativa: management of knowledge o ‘gestión del conocimiento’. Por tanto, no es la información, sino solamente el conocimiento que contribuye al progreso de nuestra sociedad. De ahí que, el fin aspirado para el futuro es una sociedad de conocimiento y menos de la información. Se entiende bajo este término una sociedad que obtiene sus fundamentos de convivencia de un conocimiento reflexionado y evaluado haciendo de sus nuevas posibilidades un uso social consciente, facilitador y no destructivo. Con la reivindicación por un uso científico responsable, social y ético una sociedad del conocimiento se diferencia de la de información aportando un marco más democrático.

El conocimiento en nuestra sociedad, además, está sujeto a un cambio masivo y dinámico, en todas las áreas del conocimiento tienen lugar unas transformaciones cuantitativas y estructurales: la cantidad y la complejidad de los contenidos del conocimiento aumentan drásticamente, a la vez que crece también el grado de interconexión de los contenidos y de las áreas. De ahí, que las instituciones educativas están ante la importante tarea, en vez de transmitir un conocimiento enciclopédico, enseñar a saber seleccionar la información relevante. Transmitir por tanto los principios fundamentales de un campo penetrando más en la profundidad que en la extensión de una materia parece, por todo lo expuesto, un principio prioritario. Asimismo, se está haciendo mucho hincapié en establecer conexiones transversales entre diferentes áreas, en un pensamiento en conexiones y, por tanto, en un aprendizaje y una enseñanza interdisciplinaria.

Hay unanimidad en la convicción de que estos cambios significan la necesidad de reflexionar sobre el futuro de la educación. En este sentido, se pueden considerar las tecnologías de información y comunicación (TIC) como innovadoras ya que impulsaron un amplio debate sobre nuevos conceptos de enseñanza y la formación de la sociedad del conocimiento para este nuevo milenio. En este sentido, hay buenas razones para pensar que estos medios potencialmente polifacéticos ofrecen la oportunidad de abogar por un cambio necesario en el aprendizaje en una sociedad cambiante.


 
        subir        
 
  Editorial
 
 

 
Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons