Revista Digital Universitaria
ISSN: 1607 - 6079 Publicación mensual
 
1 de septiembre de 2010 Vol.11, No.9
  Ejemplares Directorio Quiénes somos Busca artículos Vínculos Contacto Mapa de sitio
 
Documento sin título
 
“Unidos en legítimo matrimonio”. Recuento de la lucha por el matrimonio entre parejas del mismo sexo
Leonardo Bastida Aguilar
CITA
PDF
Diseño:Mario Álvarez
   
La constitucionalidad del matrimonio
La polémica 
La historia
La lucha continua
facebook
Facebook
twitter
Twitter
google
Google
 

Introducción


“¡Los declaro unidos en legítimo matrimonio con todos los derechos y prerrogativas que la ley les impone!”,1 fueron las palabras pronunciadas por Hegel Cortés, director del Registro Civil del Distrito Federal, el pasado 11 de marzo cuando las primeras cuatro parejas del mismo sexo contrajeron matrimonio en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento de la ciudad de México.

Aquel mediodía los testigos de honor fueron Marcelo Ebrard Casaubon, jefe de gobierno del Distrito Federal, Alejandra Barrales, presidenta de la Comisión de Gobierno en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), y Edgar Elías Azar, presidente del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal.

Casi al final de la ceremonia, Hegel Cortés señaló que este era “un día histórico, pues se concreta la evolución de una de las instituciones más importantes del Derecho Familiar”.2

De esta manera, las parejas conformadas por Lol Kin Castañeda Badillo y Judith Minerva Vázquez Arreola; Ema Estrellita Laura Villanueva y Janice Janette Alba Vázquez; Daniel Ramos Gómez y Marco Antonio Temístocles Villanueva Ramos, así como Jaime Genaro López Vela y David Sergio González Garduño accedieron a un derecho que hasta el día de hoy han decidido ejercer más de 600 parejas de lesbianas y homosexuales.3

Visiblemente emocionada y con varios años de lucha a cuestas, Judith Vázquez indicó a los medios de comunicación que este era un “acto de justicia” con el movimiento lésbico, gay, bisexual, travesti, transgénero, transexual e intersexual.4

Una hora más tarde arribó al lugar la quinta pareja compuesta por la cantante Liliana Felipe y la actriz Jesusa Rodríguez, quienes en tono de broma mencionaron: “Nos retrasamos un poquito porque lo estábamos pensando. Hace apenas 30 años que estamos juntas, y no era cosa de apresurarse a tomar una decisión tan difícil”.5

La ceremonia culminó con una lluvia de arroz y gritos de “¡Viva la igualdad! ¡Vivan los novios! ¡Vivan las novias! ¡Viva la diversidad! ¡Viva la Ciudad de México!”.6

Un día después se celebró el primer matrimonio en un registro civil. La sede fue la delegación Venustiano Carranza. Los novios, Rafael Ramírez Arana y Sebastián Becerril Cuenca, quienes fueron los primeros en contraer matrimonio de manera individual. “Recordar este día como un algo muy especial” fueron las palabras con las que la jueza Marta Patricia Reyes Chalico del Juzgado 2 del Registro Civil del Distrito Federal los unió.7

Ese mismo día, el Instituto Nacional de Migración otorgó el primer permiso para que una pareja gay conformada por un extranjero y un mexicano, el italiano Mirko Marzadro y el mexicano Rodrigo Cervantes, pudieran casarse en el Distrito Federal.8

En medio de la conmemoración del natalicio de Benito Juárez, el 15 de marzo nueve parejas del mismo sexo contrajeron matrimonio en el Hemiciclo a Benito Juárez, en lo que fue la segunda boda colectiva organizada por la delegación Cuauhtémoc.9

Una semana después, tras decenas de kilómetros recorridos y años de lucha, 29 parejas del mismo sexo de distintos estados de la República, de otros países y del Distrito Federal, contrajeron matrimonio al filo del mediodía en las instalaciones de la oficina central del Registro Civil del Distrito Federal.10

Provenientes de Nuevo León, Jalisco, Colima, Nayarit, Chiapas, Querétaro, Morelos y Tamaulipas, así como de Italia y algunas otras del Distrito Federal, las 29 parejas, 17 de hombres y 12 de mujeres, dijeron un ¡sí! rotundo ante la jueza María Magdalena Morales, del juzgado 14 del Registro Civil para quedar “unidos en legítimo matrimonio”.

En medio de lluvias de arroz, las parejas abandonaron las oficinas del Registro Civil y emprendieron el camino de regreso a sus comunidades de origen para iniciar una nueva tarea: luchar por que sus matrimonios sean reconocidos en sus entidades.
En junio, mes del orgullo, se llevó a cabo la última boda colectiva en el Registro Civil del Distrito Federal. 13 parejas, 10 conformadas por mujeres y tres por hombres, se unieron a las centenas de parejas que se han casado en la capital del país.
“Yo sé que van a ser felices para siempre”, aseguró en aquella ocasión Hegel Cortés.11
En la mesa quedó la discusión en torno a la constitucionalidad del aborto y su alcance a nivel nacional, y la posibilidad de adoptar por parte de estas parejas.

1 NotieSe, 11 de marzo de 2010
2 Op. cit.
3 NotieSe, 1 de agosto de 2010
4 Op. Cit.
5NotieSe, 11 de marzo de 2010
6 Op. Cit.
7 NotieSe, 12 de marzo de 2010
8 NotieSe, 12 de marzo de 2010
9Notiese, 15 de marzo de 2010
10 NotieSe, 22 de marzo de 2010
11
NotieSe, 28 de junio de 2010.

 

 
        subir        
 
  Editorial
 
 

 
Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons