Revista Digital Universitaria
ISSN: 1607 - 6079 Publicación mensual
 
1 de octubre de 2011 Vol.12, No.10
  Inicio Ejemplares Directorio Quiénes somos Busca artículos Vínculos Contacto Mapa de sitio
 
Documento sin título
 
La primera geóloga mexicana
Ana María Sánchez y Julia Tagüeña Parga

CITA
PDF
   
La inclinación por la ingeniería
Estudios en la UNAM
El auge de la Geología en México
Conclusión y Bibliografía
Aumentar Letra Disminuir Letra Disminuir Letra   facebook
twitter
google
 

Introducción


Muy poca gente sabe que el año pasado murió a los 90 años de edad, en el estado de Morelos, donde vivía con su marido desde su jubilación de PEMEX, doña Josefa Cuevas de Sansores, la primera geóloga mexicana.

Históricamente, hasta hace menos de medio siglo la actividad científica había sido una empresa exclusivamente masculina, y las pocas mujeres que la practicaban eran excluidas de los círculos científicos establecidos. La imagen popular de la científica ha sido Marie Curie, una abnegada mujer que se sacrificó por la ciencia y por la sociedad. Las biografías resaltan los obstáculos que tuvo que enfrentar por ser mujer y las vicisitudes de su vida de casada, dejando un poco de lado los aspectos científicos de su notable trabajo.

Cuando más mujeres empezaron a destacar, sólo llegaban al público los pormenores de las vidas de las ganadoras del Nobel, unas cuantas: con determinación férrea, a menudo sacrificando su vida emotiva o amorosa. Eran aceptadas sólo a la sombra de un gran hombre o incluso mencionadas por haber sido despojadas del reconocimiento que merecían. Pero esta es una porción mínima de las mujeres en la ciencia; no conocemos nada del resto.

Si estamos convencidos de la importancia de que más mujeres se desarrollen en el campo de la ciencia y la tecnología, ¿cómo pueden enterarse las jóvenes del inmenso panorama científico que se abre ahora para ellas? Una de las muchas maneras es fomentar en las jóvenes la vocación científica mediante el contacto con las historias de las científicas de vida “común y corriente”, mujeres de profesión y de familia, de un entorno compartido, que contribuyeron y contribuyen al conocimiento científico. Una de ellas es la primera ingeniera geóloga mexicana: Josefa Cuevas.

Josefa Cuevas
Josefa, siempre muy inquieta y adelantada a su época


 
  subir        
 
  Editorial
 

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons