Revista Digital Universitaria
ISSN: 1607 - 6079 Publicación mensual
 
1 de octubre de 2011 Vol.12, No.10
  Inicio Ejemplares Directorio Quiénes somos Busca artículos Vínculos Contacto Mapa de sitio
 
Documento sin título
 
Aportaciones de la estudiante y la investigadora independientes en la
Genética y la Biología Molecular

María de Lourdes Muñoz
CITA
PDF
   
Genética de Poblaciones Humanas...
Genética de Poblaciones de los...
El Dengue
Conclusiones y Bibliografía
Aumentar Letra Disminuir Letra Disminuir Letra   facebook
twitter
google
 

Introducción


Quiero iniciar este texto hablando sobre las contribuciones de otras mujeres científicas en la antigüedad, ya que en esos tiempos, a pesar de las restricciones que existían, hubo mujeres que de manera importante aportaron conocimientos a la ciencia y que no se les reconoce en el presente. De esta manera podremos entender más la contribución que actualmente hacemos las mujeres científicas donde de manera definitiva ya tenemos una mayor libertad para estudiar y desarrollarnos en el campo de la investigación científica. Será importante que en el futuro sigamos incrementando nuestra influencia en otras ramas como la política y la administración. Para mí es muy claro que ese futuro también está influenciado por nosotras mismas, ya que incluso en nuestro ámbito existen mujeres que apoyan a los hombres o a interés personales. De los nombres que puedo recordar de estas mujeres científicas de la antigüedad, se encuentran Hypatia de Alexandria y Miriam the Jewess, las cuales crean en ese momento la dicotomía entre los estereotipos femenino y científico. Mujeres que han participado activamente en el desarrollo de la ciencia y su divulgación, existen desde las civilizaciones egipcia, mesopotámica, griega y judía, así como en otras que no abordaremos en este trabajo, pero que pueden ser revisadas en el trabajo escrito por Muñoz-Páez en el año de 1996.

En este trabajo hablaremos de las contribuciones muy importantes que he hecho de manera corta en el inicio como estudiante de posgrado y posteriormente como investigadora independiente. Puedo decir que el éxito obtenido se debe también a la contribución y la colaboración de colegas investigadoras e investigadores, así como de una gran cantidad de estudiantes que han obtenido su grado de licenciatura, maestría o doctorado en mi grupo de investigación.

La investigadora como estudiante de posgrado

El tema inicial con el que trabajé como estudiante de posgrado fue con el parásito Entamoeba histolytica que en esos años así como en el presente, era de suma importancia su estudio, ya que infecta alrededor de 50 millones de personas en el mundo, incluyendo la población mexicana, produciendo gastroenteritis en su inicios e infecciones en cualquier otro tejido u órgano en los casos más graves (WHO, 1997). Colaborando con el Dr. Marcos Rojkind, quien desafortunadamente feneció el sábado pasado 10 de septiembre de este año, realizamos todos los estudios de la colagenasa, que es una enzima que le permite a la amiba invadir cualquier tejido del hospedero humano, debido a que todos los tejidos están constituidos por esta proteína, que es el sustrato de la enzima (Muñoz et al., 1982a, 1982b, 1984). En la figura 1 podemos observar la digestión de un gel de colágena nativa tipo I, teñido con rojo de sirio. Después de 30 minutos de incubación se pueden observar las amibas en el centro del gel digiriendo la colágena. Después de 16 horas ya se ve prácticamente toda la colágena digerida y finalmente después de 24 horas se pueden observar los trofozoítos interaccionando con unas cuantas fibras de esta proteína.

Figura 1. Digestión de un gel de colágena tipo 1 teñido con rojo de sirio
por Trofozoitos de Entamoeba Histolytica.

De manera sorprendente también descubrimos que cuando los trofozoítos de este parásito interaccionan con la colágena y el calcio, se induce la formación de unos gránulos electrodensos (EDG por sus siglas en ingles, electron-dense granules) que contienen la actividad de colagenasa y guardan una relación con la virulencia del parásito (Muñoz et al., 1984). Asimismo, durante la maestría descubrimos, trabajando con el Dr. Jesús Calderon, el “caping” que forma este parásito cuando interacciona con anticuerpos específicos (figura 2), que sugerimos podría estar participando en la evasión de la respuesta inmune por los trofozoítos de E. histolytica (Muñoz et al., 1978; Calderón et al., 1980). Esto apoyándonos en el hecho de que los trofozoítos después de cierto tiempo liberan al medio extracelular los “caps”, llevando consigo los anticuerpos (figura 3).

Como estudiante posdoctoral en el laboratorio del Dr. Eugene Weinbach en el NIH, mi trabajo experimental se enfocó al parásito protozoario Giardia lamblia en la detección de la proteína reguladora calmodulina dependiente de calcio (Muñoz et al., 1987) y el transporte de calcio y catabolismo del adenosín trifosfato (Muñoz et al., 1988). Estos estudios me permitieron realizar análisis de regulación de la calmodulina en E. histolytica ya como investigadora independiente y en colaboración con el Dr. Eugene Weinbach.

Figura 2. Caps en Trofozoítos de Entamoeba

Figura 3. Liberación de los CAPs de los Trofozoítos de Enramoeba

La investigadora independiente

Ya como investigadora independiente continuamos nuestros estudios sobre los mecanismos de regulación del proceso del desenquistamiento de Giardia lamblia (Bernal et al., 1998) y los mecanismos de patogénesis de los trofozoítos de E. histolytica trabajando con la regulación de la secreción de los EDG (figura 4) que contienen a la colagenasa por la calmodulina y el papel de la clatrina (Muñoz et al. 1991, 1992; Arias-Negrete et al., 1999; Sánchez-López et al., 2007; Tovar et al., 2000), así como la caracterización de estos (Leon et al. 1997) y su posible papel en su patogénesis (Muñoz et al., 1990; Muñoz et al., 1991). También determinamos la actividad de la colagenasa en cultivo monoxénico del parásito (Magos et al., 1992) esto último en colaboración con la Química Margarita de la Torre, reconocida como la investigadora que contribuyó significativamente al campo de la investigación en la amibiasis. En la regulación de la secreción de los EDG también demostramos la participación del citoesqueleto mediante estudios de microscopía electrónica y confocal de fluorescencia (Muñoz et al., 1997b, 2001) y la transducción de señales (Pérez et al., 1996; Pérez et al., 1998).

Figura 4. Microscopía electrónica de los granulos electrodensos de Entamoeba Histolytica.

También demostramos la secreción de proteasas inducidas por la interacción de la amiba con la colágena tipo I y calcio y demostramos que una mutante con la virulencia alterada tenía una menor actividad de colagenasa con la consecuente disminución de los EDG al medio extracelular (Serrano et al., 1994; Serrano et al., 1996). La participación de estudiantes de Licenciatura, Maestría, Doctorado y la QFB Rosalinda Tovar fue esencial durante el desarrollo de este proyecto.

De estos estudios se derivó la obtención de anticuerpos monoclonales anti-EDG para el diagnóstico de los trofozoítos patógenos de E. histolytica (Arias-Negrete et al., 2001) lo que permitió la obtención de una patente para el diagnóstico de este parásito (Muñoz, 1997a).


 
  subir        
 
  Editorial
 

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons