Revista Digital Universitaria
ISSN: 1607 - 6079 Publicación mensual
 
1 de diciembre de 2011 Vol.12, No.12
  Inicio Ejemplares Directorio Quiénes somos Busca artículos Vínculos Contacto Mapa de sitio
 
Documento sin título
 
Escritura, periodismo cultural y redes sociales virtuales
Manuel Zavala y Alonso
CITA
PDF
   
Las TIC y las redes virtuales
Las redes sociales y el efecto e-viral
Los medios, el periodismo cultural y...
Aumentar Letra Disminuir Letra Disminuir Letra   facebook
twitter
google
 

Introducción


La realidad virtual es directamente proporcional a la presencial.
Manuel Zavala y Alonso

Escritura y periodismo cultural se han transformado de manera radical en los últimos quince años. Los factores que han producido ese cambio han sido: los vectores económicos mundiales, los procesos democratizadores, y las tecnologías de la información y la comunicación.

Las condiciones sociales y el periodismo cultural

En primer término, el capitalismo salvaje con su modelo de “es negocio o desaparece” ha conducido a las industrias culturales y del entretenimiento a una batalla que parece no tener fin. Los productos y servicios culturales, que no están inscritos dentro de la esfera de la industria del entretenimiento, jamás han tenido como objetivo el producir grandes ganancias; los objetivos de su producción están basados en generar valores que estructuran y dan identidad a la sociedad. Por el contrario, los productos para el entretenimiento están fundamentados en generar dinero de inmediato, al proporcionar a la sociedad esparcimiento sin cuestionamientos, y reforzar las estructuras del ciclo sin fin: producción–consumo–ganancias–inversión–producción hasta el infinito.

Al estar la sociedad estructurada para funcionar bajo las premisas del neoliberalismo, en el cual el libre mercado y el modelo de negocio están por encima de cualquier cosa, la simple idea de que exista una industria cultural sin objetivos inmediatos redituables parece extravagante y totalmente fuera de la realidad.

De ahí que, en el último lustro, no sólo en México sino en todo el mundo, las secciones de cultura en la mayoría de los diarios y semanarios impresos se hayan visto reducidas o hayan desaparecido, dada la ausencia de inversiones publicitarias y de ganancias, así como por el desinterés de los lectores generado por los propios valores de la sociedad, mismos que apuntan a formar individuos sin capacidades críticas o reflexivas.

En segundo lugar, la evolución democrática de la sociedad entera ha ido permeando todas las estructuras y formas de comunicación. Los monopolios y controles de quien escribe y publica se han modificado de manera sustantiva con dicha demanda democrática. La verticalidad absoluta de los consejos editoriales se ha venido abajo debido al propio proceso de apertura promovido por la sociedad.

Y en tercer término, las condiciones de producción por costos, inmediatez e impacto ecológico, han hecho que los medios impresos se reduzcan de manera sustantiva, sobre todo en las secciones que no producen los dividendos exigidos por los momentos financieros globales. El universo de papel se ha modificado fundamentalmente por los factores expuestos, pero también por una razón esencial: la vigencia del propio contenido. A nadie sorprende que un diario impreso se vuelva obsoleto a las once de la mañana, cuando en los medios electrónicos ya se está generando una catarata de información en todo el orbe.

El capitalismo salvaje, los procesos democráticos y las condiciones de producción y consumo son pues los grandes factores por los cuales el periodismo cultural se ha modificado en sus estrategias, modos de producción y vasos comunicantes con la sociedad. En todo este escenario, también aparecen las nuevas tecnologías de la información y comunicación TIC como parte del cambio fundamental en el periodismo.


 
  subir        
 
metadatos en la red
  Editorial
 




Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons