Revista Digital Universitaria
ISSN: 1607 - 6079 Publicación mensual
 
1 de diciembre de 2011 Vol.12, No.12
  Inicio Ejemplares Directorio Quiénes somos Busca artículos Vínculos Contacto Mapa de sitio
 
Documento sin título
 
La novela y otros horizontes hipertextuales
Ana Clavel
CITA
PDF
   
Cuando las palabras se niegan...
Cuando las palabras se vuelven...
Cuando las palabras dan el salto...
Aumentar Letra Disminuir Letra Disminuir Letra   facebook
twitter
google
 

Cuando las palabras se quedan balbuciendo un no sé qué que queda inefable, incierto y antiwittgenstiano


Quiero iniciar esta presentación con una imagen de todos conocida o referida como una de las cumbres en la tradición de la ruptura de la novela occidental:

Páginas negras del Tristam Shamdy (1760-1767).

Se trata del momento en que Tristam Shandy narra la muerte de su querido y admirado reverendo Mr. Yorick, alter ego de Sancho Panza, cuya tumba yace con un epitafio que es a la vez plegaria y elegía: “¡Ay, pobre Yorick!”, exclama el paseante del cementerio y el lector que deambula por sus páginas, tras las cuales, como memorial apesadumbrado y juguetón, aparecen esas ventanas de negra tinta que acabo de mostrar… —Y claro, la primera vez que uno se enfrenta a semejante horizonte extraliterario, uno regresa a las páginas anteriores…

… para entender a dónde se ha ido la secuencia del texto, si el impresor nos ha jugado una mala pasada, o…

… o si hemos caído en un abismo de perplejidad: la percepción de que la pesadumbre por la muerte de un amigo no puede quizá ser mejor descrita que con una página de negro luto… (Primer imperativo categórico del hipertexto de raíz narrativa: Cuando las palabras se quedan balbuciendo un no sé qué que queda inefable, incierto y antiwittgenstiano)

Cuando repaso esos juegos visuales, que van más allá del texto y de la letra, me pregunto qué no estaría haciendo hoy en día Lawrence Sterne, si ya a mediados del siglo XVIII se atrevía a salirse de la línea escritural para increpar a su lector a que leyera, o de lo contrario no sería capaz de comprender la moral de estas páginas jaspeadas, que eran también el “abigarrado emblema de la obra del autor”…

Páginas jaspeadas del Tristam Shamdy (Lo que es necesario para comprender la moral de la página jaspeada o el abigarrado emblema de la obra del autor).

Página del sutil silogismo en defensa del celibato,
Tristam Shamdy.

Por supuesto que hay mucho de sentido del humor en todo esto, lo que no excluye una metafísica, o mejor dicho, una patafísica de los límites de la escritura… De hecho, este último ejemplo tan sinuoso me recordó de inmediato el “Cuento largo y con cola” de Lewis Carroll…

Cuento largo y con cola de Alicia (1865)

Sin duda, un ejemplo más del lado de la letra pero ya en franca metamorfosis hacia lo visual, como también lo han sido los Caligramas de Apollinaire, los Topoemas de Paz, los numerosos ejemplos de poesía concreta brasileña, por citar algunos ejemplos.


 
  subir        
 
metadatos en la red
  Editorial
 




Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons