Revista Digital Universitaria
ISSN: 1607 - 6079 Publicación mensual
 
1 de marzo de 2011 Vol.12, No.3
  Inicio Ejemplares Directorio Quiénes somos Busca artículos Vínculos Contacto Mapa de sitio
 
Documento sin título
 
Conducta olfativa en un modelo murino de Alzheimer
Guillermo Coronas-Sámano, Ivett Medina-Aguirre, Azucena Aguilar Vázquez, Wendy Portillo-Martínez, Irma González-Luna, Raúl Paredes-Guerrero, Sofía Díaz-Cintra
CITA
PDF
   
Modelos experimentales de la EA
Olfacción y Alzheimer
Diseño experimental
Conducta olfatoria en el 3xTg-AD
Conclusiones y Bibliografía
Aumentar Letra Disminuir Letra Disminuir Letra   facebook
twitter
google
 

Introducción


La Enfermedad de Alzheimer (EA)

Es una patología neurodegenerativa, crónica e irreversible (Maréchal et al., 2006), en cuya etapa temprana se presentan alteraciones en la memoria declarativa; en la ubicación espacial y temporal, y laidentificación de objetos. En las etapas tardías se presenta una demencia severa que se acompaña de alteraciones motoras (Forstl & Kurz, 1999). Afecta a un individuo de cada 25 en los adultos mayores ± 65 años, aumentando a 4 alrededor de los 80 años (Hebert et al., 2003), lo que representa una cifra a nivel mundial de más de 20 millones de personas con esta enfermedad y dado el envejecimiento progresivo de la población, se estima que estas cifras llegarán a los 40 millones en 2040 (Zacchigna, et al., 2008). Es por esto que, la EA, por su alta incidencia poblacional, adquiere una importancia relevante debido a las implicaciones que pueden repercutir en el ámbito social, político y económico, a lo que se suma el fuerte impacto psicológico en los familiares de quien la padece (Girones et al., 2002).

Signos patognomónicos de EA1

Desde su descripción por el Dr. Alois Alzheimer, se establecieron como signos patognomónicos de la EA, la formación de placas seniles, compuestas por agregados del péptido β-amiloide (Aβ) y la aparición de redes neurofibrilares causadas por la proteína tau hiperfosforilada, acompañados de degeneración neuronal, pérdida de sinapsis, daño en vasculatura y gliosis reactiva, que se correlaciona con deterioro cognitivo y pérdida de la memoria, además de cambios celulares y moleculares asociados (Ball et al., 1985; Rogawski, et al., 2003; Bojarzki, et al., 2007).

Hasta el momento no existen exámenes específicos de laboratorio, ni de imágenes, que permitan confirmar la EA en vida, y debido a que otro tipo de enfermedades puede causar pérdida de memoria, un diagnóstico que es definitivo para determinar la EA, consiste en el examen postmortem del cerebro para establecer definitivamente que la demencia es de tipo Alzheimer (Mattson, 2004). Por ello, es muy importante contar con diferentes líneas de investigación que se interesen en determinar la etiopatogenia, diagnóstico y tratamiento de la enfermedad.

1 Denominación de aquellos signos (manifestaciones visibles) o síntomas (manifestaciones no visibles, subjetivas) que, si están presentes, aseguran que el sujeto padece un determinado trastorno.


 
  subir        
 
  Editorial
 

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons