Revista Digital Universitaria
ISSN: 1607 - 6079 Publicación mensual
 
1 de agosto de 2011 Vol.12, No.8
  Inicio Ejemplares Directorio Quiénes somos Busca artículos Vínculos Contacto Mapa de sitio
 
Documento sin título
 
El lenguaje de la física y el español
Jorge Alberto López Gallardo
CITA
PDF
   
Orígenes del método científico
Estructura del lenguaje científico
Terminología del lenguaje científico
Evolución de los nombres de los...
Conclusión y Bibliografía
Aumentar Letra Disminuir Letra Disminuir Letra   facebook
twitter
google
 

Introducción


El hecho de que el conocimiento humano se haya acrecentado de manera continua desde los albores de la humanidad, en civilizaciones distintas, con idiomas e idiosincrasias que variaron en tiempo y geografía, nos indica que el avance de la ciencia es independiente del lenguaje que se use.  La historia nos dice que los conceptos físicos que usamos hoy en día  primero fueron nombrados por los babilónicos, griegos, egipcios y árabes, y —aunque de manera un tanto local— lo mismo sucedió en las culturas china y mesoamericana.  Al establecerse firmemente la ciencia como actividad profesional, los idiomas dominantes llegaron a ser los romances, italiano y francés, y los anglosajones, inglés y alemán.  En la actualidad, y desde mediados del siglo anterior, el inglés se ha convertido de facto en el lenguaje de transmisión de conocimientos.

Pero independiente del idioma que se use para publicar descubrimientos científicos, la ciencia continúa su avance en todas las culturas y en todos los idiomas. En el caso del español y, particularmente, en el caso de la física, nuestro idioma adopta los nombres de conceptos descubiertos en otras lenguas y contribuye con algunos propios.

En este artículo iremos de lo general a lo particular, relatando primero cómo el lenguaje de la ciencia se ajusta al método de pensamiento científico e intenta ser una representación lingüística de la lógica matemática. Después haremos la conexión con la evolución de la terminología física usada en español, para luego terminar con algunas irregularidades y conceptos que aún esperan llegar a tener vocablos propios en español.


 
  subir        
 
  Editorial
 

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons