Revista Digital Universitaria
ISSN: 1607 - 6079 Publicación mensual
 
1 de enero de 2012 Vol.13, No.1
  Inicio Ejemplares Directorio Quiénes somos Busca artículos Vínculos Contacto Mapa de sitio
 
Documento sin título
 
Metodologías híbridas para desarrollo de software: una opción factible para México
Eréndira Miriam Jiménez Hernández y Sandra Dinora Orantes Jiménez
CITA
PDF
   
Materiales y Métodos
Resultados
Conclusiones
Bibliografía
Apéndices
Aumentar Letra Disminuir Letra Disminuir Letra   facebook
twitter
google
 

Introducción


De acuerdo con el Diccionario de la Real Academia Española (2011), la palabra metodología es un conjunto de métodos que se siguen en una investigación científica o en una exposición doctrinal.
En el área de Ingeniería de Software, el término metodología (Pressman, 2005) se refiere a un marco de trabajo usado para estructurar, planificar y controlar el proceso de desarrollo de sistemas computacionales.

Así, se espera que al utilizar una metodología para desarrollo de software, ésta pueda proveer un conjunto de prácticas y herramientas que faciliten el proceso de desarrollo, ofreciendo un producto con alta calidad, seguro y que satisfaga las expectativas del cliente.

Actualmente existen muchas metodologías, las cuales se pueden dividir en dos tipos principales: Agiles y Tradicionales. Sin embargo las Metodologías Híbridas están marcando la nueva tendencia en el área de Ingeniería de Software, al considerar algunas de las mejores características de ambas metodologías.

Algunos ejemplos de Metodologías Tradicionales son: RUP (Rational Unified Process, Proceso Racional Unificado, IBM, 2011), OMT (Object Modeling Technique, Técnica de Modelado de Objetos, Rumbaugh et al., 1990 y Yourdon, 1976). En este tipo de metodologías se considera la importancia de la documentación del sistema, lo cual permite entender, extender y darle mantenimiento al software. Además, estas metodologías proporcionan un orden y una estructura bien definida para el desarrollo del software. Sin embargo, para que estas metodologías funcionen adecuadamente, se requiere de un alto grado de disciplina por parte de todos los miembros del equipo de desarrollo. Asimismo, no se tiene respuesta rápida a cambios; se genera documentación innecesaria, y se requiere mucho tiempo en el modelado del sistema. Por lo tanto las Metodologías Tradicionales no consideran que el análisis, el diseño y la construcción son impredecibles en la mayoría de las veces (Piattini et al., 2007).

Por otro lado, están  las Metodologías Agiles, las cuales presentan respuestas rápidas y efectivas al cambio; tienen un plan de proyecto flexible, y muestran simplicidad, de manera general, en el desarrollo. Sin embargo, tienen la desventaja de generar poca documentación y no hacer uso de métodos formales. Algunos ejemplos de este tipo de metodologías, son: XP (eXtreme Programming, Programación Extrema, Beck, 2010) y Scrum (Scrum group, 2011).

Las Metodologías Híbridas retoman las ventajas de los dos tipos de metodologías anteriores. De esta manera, son una combinación de las mejores prácticas existentes dentro de ellas.

La nueva tendencia en Ingeniería de Software es diseñar Metodologías Híbridas. Esta propuesta es atribuida a Ivar Jacobson, uno de los tres creadores de UML (Unified Modeling Language, Lenguaje Unificado de Modelado, Object Management group, 2011); creador de UP (Unified Process, Proceso Unificado), y ahora creador de EssUP (Essential Unified Process). EssUP (Jacobson, 2011) es una metodología híbrida que combina RUP con Scrum.

Por lo tanto, diseñar una metodología híbrida para que las empresas de desarrollo de software en México la puedan utilizar, es una buena opción para incrementar su productividad.

Sin embargo, antes de crear una nueva metodología híbrida para desarrollo de proyectos de Software en México, es necesario saber si ésta realmente podría representar una opción factible, así como conocer cuáles son las prácticas de Ingeniería de Software que se emplean en las empresas mexicanas para ser incluidas.

Si se desea utilizar en una empresa una metodología híbrida, es conveniente tener en cuenta los resultados de este estudio, obtenido de manera formal por medio de una prueba de hipótesis, que arroja elementos de gran utilidad en la búsqueda de mejorar el desarrollo de software. Esto redundará en un menor costo, un menor tiempo de desarrollo, calidad y mantenimiento de software. Las hipótesis a probar, son:

Donde:

p1: Proporción de empresas desarrolladoras de software con una inclinación hacia  metodologías híbridas.

La interpretación de las hipótesis es la siguiente:

H0:

El 50% o más de las empresas desarrolladoras de software tienen una inclinación hacia el uso de metodologías híbridas.

H1:

Menos del 50% de las empresas desarrolladoras de software tienen una inclinación hacia el uso de metodologías híbridas.



 
  subir        
 
  Editorial
 



Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons