Revista Digital Universitaria
ISSN: 1607 - 6079 Publicación mensual
 
1 de noviembre de 2012 Vol.13, No.11
  Inicio Ejemplares Directorio Quiénes somos Busca artículos Vínculos Contacto Mapa de sitio
 
Documento sin título
 
Los mayas bajo el régimen colonial
Gudrun Lohmeyer de Lenkersdorf
CITA
PDF
   
El proceso de conquista
Las respuestas mayas
Aumentar Letra Disminuir Letra Disminuir Letra   facebook
twitter
google
 

Introducción

La expansión europea que alcanzó a nuestro continente en el siglo XVI, impuso en toda Hispanoamérica el mismo sistema colonial, en particular las mismas instituciones económicas, políticas, jurídicas y educativas. Las leyes indianas emanaron del lejano monarca en España, pero la manera cómo se aplicaron y cómo se adaptaron a las circunstancias regionales, produjeron resultados diferentes que dependían también de las particularidades geográficas y la respuesta de la población en cada región.

El área maya, desde Guatemala y Chiapas hasta la península de Yucatán, en el momento del contacto tenía sus propias características en su organización socio-política, muy diferentes a otras regiones mesoamericanas en el siglo XVI. Los pueblos mayas no estaban sujetos al imperio mexica y no formaban parte del sistema tributario de aquel. Mantuvieron su organización no centralizada Las diversas naciones mayas conservaron sus territorios compactos, al contrario de lo que por ejemplo había pasado con los otomíes y otros pueblos en el altiplano mexicano.

Las formas de gobierno entre los mayas en esta época no fueron unipersonales o monárquicas. En Yucatán se hablaba del "multepal" y con cargos repartidos (Okoshi 2011:222). En cuanto a las tierras altas, los primeros españoles que fundaron la Villa Real en Chiapa expresaron en 1528 : "en toda esta tierra no hay señores naturales sino que cosa como behetrías". (cita en Remesal 1966:III,1059). Éstas, según Joseph de Acosta, eran "comunidades, donde se gobiernan por consejo de muchos" (Acosta 1985:304). Tampoco existían capitales o centros rectores en las diversas regiones cuya caída hubiera terminado la fase militar de la conquista y facilitado el futuro control. Por ello los conquistadores estaban desconcertados y no sabían a dónde dirigirse. No obstante, el impacto del régimen colonial no fue igual en las tierras altas del sur, en las costas del Caribe, las partes selváticas del Petén o en el norte de la península de Yucatán.

Desde los primeros contactos de los españoles con los mayas, el proceso de conquista y reorganización fue por entero diferente de lo que conocemos del centro de México.

Los primeros contactos

Los pueblos mayas de Yucatán pueden haber visto a los españoles mucho antes de la entrada de los invasores en sus tierras. En las costas pudieron haber observado el paso de barcos extraños desde años atrás. Luego, en 1511, se dio el contacto directo que iba a marcar las relaciones en los años venideros. No fue un enfrentamiento militar, sino un encuentro muy humano con unos náufragos. Nunca surgió aquí la idea de que los forasteros serían unos dioses. La experiencia demostró que eran humanos mortales como los mayas mismos.

Dos náufragos sobrevivientes fueron Jerónimo de Aguilar y Gonzalo de Guerrero. Vivieron con los mayas desde ese año hasta 1519, en que llegó Hernán Cortés. Cuando finalmente tuvieron la oportunidad de regresar con los españoles, sólo uno la aprovechó mientras el otro prefirió quedarse con su familia maya.


 
  subir        
 
metadatos en la red
  Editorial
 





Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons