Revista Digital Universitaria
ISSN: 1607 - 6079 Publicación mensual
 
1 de Mayo de 2012 Vol.13, No.5
  Inicio Ejemplares Directorio Quiénes somos Busca artículos Vínculos Contacto Mapa de sitio
 
Documento sin título
 
Un Nuevo Centro Interdisciplinario en Nanotecnología en Uruguay
Alvaro W. Mombrú
CITA
PDF
   
Desarrollo
Conclusiones
Aumentar Letra Disminuir Letra Disminuir Letra   facebook
twitter
google
 

Introducción



[1] Facultad de Ciencias - UdelaR

El área de la Nanotecnología ha evolucionado en todas partes del mundo, en forma transversal, desde distintas ramas disciplinarias, en particular, todas aquellas en las que las dimensiones de trabajo son el nanómetro (10-9 m). De esta forma, desde la Química, la Física y la Biología, se condensó disciplinariamente en lo que se conoce como Ciencia y Tecnología de Materiales. Dada la preponderancia que en los últimos años están adquiriendo todos aquellos materiales que se han nanoestructurado, o que se han autoensamblado, la Nanotecnología ha surgido en los últimos años como la evolución más promisoria de la Ciencia y la Tecnología de Materiales, debido a las importantes aplicaciones que podrían originarse a partir de ellos.

Una definición adecuada de Nanotecnología, podría ser:

Es la rama de la tecnología que se basa en los procesos que se puedan realizar sobre la materia a escala nanométrica (millonésima parte del milímetro).

En este campo se definen tanto los productos de encapsulado para productos activos de fármacos, como para nutrientes, aromatizantes o saborizantes, así como también para plaguicidas o productos sanitarios para animales.
 
Se definen también en esta área productos nanoestructurados que se emplean por ejemplo como catalizadores o para la limpieza de efluentes. Se consideran productos nanoestructurados a aquellos que presentan modificaciones en su estructura a escala nanométrica, como ser poros, recortes en los bordes, variaciones en las láminas que pueda contener, tanto a nivel de forma como de configuraciones relativas o incluso la pérdida de cristalinidad de una materia prima original.
 
Asimismo, se considera dentro de la Nanotecnología a toda aplicación que contenga nanopartículas, nanotubos o clusters moleculares ensamblados en forma cristalina o polimérica. Estos nanomateriales podrán estar incluidos en variados rangos de concentración en fluidos o matrices de otros materiales, con la condición que su incorporación modifique la naturaleza de alguna de las propiedades físicas que dichos materiales presenten en ausencia de los primeros.

También se considera dentro de la Nanotecnología al estudio de nanosistemas naturales, en los que se utilizan modelos inversos que permiten avanzar en el entendimiento de la escala nanométrica, acercando así la posibilidad de futuras aplicaciones.

Queda incluida en la Nanotecnología toda actividad que se realice en el marco de las pautas anteriores, entre las que se puede ejemplificar el estudio de tamaños de partículas a escala nanométrica, el control de las formas de las mismas, su estudio físico, químico y estructural, su estudio farmacológico (donde se aplique) o toxicológico, y toda actividad de medida y caracterización de las propiedades de los nanomateriales ya descritos.

Finalmente se considera que se encuentra en el marco de la Nanotecnología, toda actividad que se lleve adelante para estudiar el impacto que la incorporación de nanomateriales a la producción pueda tener sobre las condiciones de vida de la sociedad.

Como consideración final, las pautas anteriores pueden ser flexibles, en el entendido de que se trata de una tecnología emergente y cuyas fronteras y nuevas aplicaciones pueden extenderse en el futuro.

Esta definición por extensión de Nanotecnología, no hace más que hacer tomar conciencia del alto carácter interdisciplinario que involucra. Sin embargo y a pesar de la extensión de la definición, incompleta seguramente, no se puede dejar de enfatizar que se trata de un área particular de la Química y Física de Materiales, de ciertos materiales particulares, pero materiales al fin.

Desde el enfoque de la Química y la Física, en sinergia interdisciplinaria, se puede trabajar de una forma muy armónica, estudiando los materiales no como caja negra, sino con el conocimiento preciso de su composición y estructura, y retroalimentando el estudio físico de las propiedades que los mismos presenten.

De esta forma, investigadores de la Universidad de la República, [1] la única pública y la más grande del país, con más de 80,000 estudiantes, vieron la necesidad de agruparse conformando un centro virtual, donde confluyeran las especialidades disponibles en la temática en el país.

A lo largo de los años el Centro fue gestándose con intentos de concreción, hasta que el llamado a apoyos a Centros que realizó la Universidad de la República en el marco de su nuevo Espacio Interdisciplinario, [2] en 2009, se constituyó en el vehículo oportuno para su puesta en marcha.

La creación de este Centro está basada en otras experiencias a nivel mundial, en donde especialistas de áreas diversas convergen en torno a la temática de materiales, sin dejar de pertenecer a sus instituciones de origen, en la búsqueda de sinergias que permitan avanzar más rápidamente y llegar más lejos. Como ejemplo, que incluso es regional, se puede citar la creación del Centro Multidisciplinario de Desarrollo de Materiales Cerámicos, CMDMC, que en la ciudad de Sao Carlos, Estado de Sao Paulo, Brasil, congrega, desde hace más de una década, a  investigadores que pertenecen a diversas universidades del entorno geográfico.

 
  subir        
 
  Editorial
 


Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons