Revista Digital Universitaria
ISSN: 1607 - 6079 Publicación mensual
 
1 de Mayo de 2012 Vol.13, No.5
  Inicio Ejemplares Directorio Quiénes somos Busca artículos Vínculos Contacto Mapa de sitio
 
Documento sin título
 
Interdisciplina en campo. Espacio de formación integral: hábitat y territorio
Alina del Castillo, Luciana Mello, Norma Piazza y Jorge Larroca
CITA
PDF
   
Descripción de la experiencia
Trabajo de campo: abordaje multiescalar
Escala MESO y MICRO
Reflexiones y producción de conocimientos
Bibliografía
Aumentar Letra Disminuir Letra Disminuir Letra   facebook
twitter
google
 

Introducción



Fig 1a

El Espacio de Formación Integral (EFI) Hábitat y Territorio, es una propuesta pedagógica que apunta al desarrollo de prácticas integrales e interdisciplinarias para promover la formación de profesionales preparados para el abordaje de la complejidad y la intervención en contextos de incertidumbre, con miras a la producción de conocimientos socialmente productivos. Entendemos por prácticas integrales aquellas que combinan en una experiencia académica las tres funciones universitarias: enseñanza, investigación y extensión. En esta experiencia la extensión es el motor de la integralidad, ya que los procesos de enseñanza-aprendizaje y de producción de conocimientos se despliegan a partir del reconocimiento de una problemática en territorio, en un espacio de construcción colectiva con la comunidad.

La problemática abordada

Se propone abordar -de manera integral y compleja- la problemática habitacional en un sector de la periferia montevideana: Villa García. Se trata de un territorio de interfase urbano-rural ubicado en el sector NE del área metropolitana de Montevideo, altamente fragmentado, hoy sometido a fuertes dinámicas de cambio y escenario de numerosos intereses en pugna.

El poblado fundacional originado en torno a la ruta 8 (antiguo Camino a Maldonado), que une la capital con el este del País, convive con 11 asentamientos irregulares generados en las últimas 3 décadas, productores rurales, nuevas implantaciones industriales, logísticas y universitarias. (Fig 1a  Fig1b)


Fig 1b

En los últimos años el área ha sido objeto de una fuerte inversión pública en infraestructuras de alcance metropolitano y nacional (anillo vial perimetral de Montevideo, nueva terminal de pasajeros del Aeropuerto Nacional de Carrasco, próxima implantación de la Facultad de Veterinaria), que ha provocado cambios en las dinámicas de uso y en los valores del suelo,  y también una gran inversión privada (zona franca, equipamientos de logística, cementerios privados, etcétera).

En este territorio hay una población heterogénea, que no se reconoce como parte de una unidad territorial. La coexistencia de población afincada en la zona desde hace varias generaciones, en un parcelario de quintas afiliada a formas de vida semi-rural, con población urbana desalojada de las áreas centrales por no poder sostener la formalidad, impide que se perciban como colectivo. Incluso, entre estos últimos se detectan expectativas diferentes entre quienes han adoptado la informalidad como estrategia de supervivencia y quienes aspiran a recuperar las condiciones de urbanidad perdidas.

La propuesta pedagógica

Este EFI surge en 2010, impulsado por un equipo docente de la Facultad de Arquitectura de la Universidad de la República , que estaba trabajando en esa zona desde 2009. Se incorporan entonces distintos cursos de la Facultad de Ciencias Sociales, de la Licenciatura de Geografía y de Educación Física.

En 2011 el EFI se reformula apuntando a profundizar la interdisciplina y se integra con estudiantes y docentes de Arquitectura, Psicología, Antropología,  Educación Física y Nutrición (Escuela de Nutrición y Dietética), con distintos grados de interacción en aula y en territorio.

La propuesta de trabajo se apoya en los abordajes epistemológicos de la Complejidad, y pone en cuestión las lógicas dicotómicas propias del pensamiento positivista, que todavía subyacen en muchos de los procesos educativos que se practican en nuestra universidad.

Se propone una forma de abordaje del conocimiento, dinámica y multidimensional, basada en procesos de acción-reflexión, en la que teoría y práctica son dos componentes  en permanente retroalimentación, y en la que el sujeto cognoscente se involucra fuertemente con la cosa a conocer.

Los abordajes de la Complejidad plantean que ninguna disciplina y ningún dispositivo en particular, puede dar cuenta de la totalidad del conocimiento y proponen salir de los compartimentos estancos que dividen arbitrariamente las áreas del saber en la modernidad, para pasar al encuentro fructífero de los entrecruzamientos y la creación de campos inéditos.

Nuestro objeto de estudio, el hábitat, entendido precisamente como un entramado de dimensiones físicas, psíquicas, sociales y culturales, es imposible de comprender y abordar con las herramientas de una disciplina.

El hábitat como sistema complejo está llamado a constituirse en una macrodisciplina o transdisciplina, tanto por la diversidad de disciplinas implicadas en su estudio, como por la trascendencia que tiene para el ser humano llegar a gestionarlo con conocimiento y sabiduría. El camino hacia esta construcción transdisciplinaria pasa por establecer relaciones de complementariedad entre disciplinas que centran su atención en cada una de las partes en las que es posible descomponer este objeto de conocimiento (De Manuel Jerez, 2010).

La puesta en práctica de esta concepción no sólo interpela a los estudiantes, sino también a los docentes, quienes están permanentemente poniendo en cuestión sus certezas; evidenciando los límites de su formación; confrontando diferentes enfoques conceptuales y metodológicos; re-inventando junto a los estudiantes y los pobladores las estrategias de abordaje de las problemáticas consideradas, y enriqueciendo, a partir de la experiencia, los marcos teóricos iniciales.

 
  subir        
 
  Editorial
 


Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons