Revista Digital Universitaria
ISSN: 1607 - 6079 Publicación mensual
 
1 de Mayo de 2012 Vol.13, No.5
  Inicio Ejemplares Directorio Quiénes somos Busca artículos Vínculos Contacto Mapa de sitio
 
Documento sin título
 
Abordaje de la salud laboral en los trabajadores del arroz desde una perspectiva interdisciplinaria. El Modelo Obrero como herramienta para la co- producción de conocimientos1
Mariana Alegre De León, Andrés Fonsalía Acquarone, Nicolás Esteban Frank Gabin...
CITA
PDF
   
El Modelo obrero
Trabajadores del arroz en Río Branco
Conclusiones
Aumentar Letra Disminuir Letra Disminuir Letra   facebook
twitter
google
 

Introducción


La reflexión que presentamos tiene origen en la experiencia de un equipo de extensión universitaria que trabaja en conjunto con el Sindicato Único de Trabajadores del Arroz y Afines (SUTAA), con base en Río Branco (RB), localidad del Departamento de Cerro Largo (zona noreste del Uruguay). El sindicato agrupa a los trabajadores y trabajadoras de las dos principales fases del complejo agroindustrial: chacra (fase agrícola) y molino (fase industrial).

A partir de los primeros intercambios con el sindicato y en conjunto con éste, el equipo universitario comienza a trabajar a partir de 2010 en la línea de salud laboral.2 En el proceso de conocimiento y reconocimiento por parte de ambos actores, se fueron identificando la necesidad de profundizar sobre sus condiciones de trabajo y los riesgos que éstas conllevan para la salud de los trabajadores.

La perspectiva incorporada al trabajo fue la de la Salud Colectiva, campo de problemas donde confluyen disciplinas del ámbito de la salud y de otros ámbitos científicos (Duarte, 2010). A partir de la misma se entiende al proceso de salud-enfermedad  como multidimensional y dinámico, en diálogo con los procesos históricos, culturales y sociales (Breilh, 2003). Éstos no se producen ni son consecuencia de factores aislados: hay elementos estructurantes del actual modelo de producción y de su organización que inciden en los mismos. Al decir de J. Breilh, la salud como proceso se expresa en la dimensión general de la sociedad, en lo particular de los grupos sociales y en lo singular de los sujetos (Breilh, op.cit.). Como parte de este enfoque, incorporamos el Modelo Obrero  (MO) como el modo de acercarse a la salud de los trabajadores/as, también denominado método de la subjetividad objetivada, dado que incorpora el conocimiento y experiencia de los trabajadores que son quienes transitan cotidianamente por determinadas condiciones laborales. En el presente trabajo nos proponemos, como objetivo, reflexionar en torno a la vigencia del MO como herramienta para el abordaje de la salud de los trabajadores, sus limitantes y potencialidades, a propósito de la experiencia descrita.

Antecedentes, bases y fundamentos de una experiencia interdisciplinaria de investigación y de extensión con trabajadores del arroz

La Unidad de Extensión de Cerro Largo (UECL) es una unidad académica dependiente del Servicio Central de Extensión y Actividades en el Medio (SCEAM), de la Universidad de la República. Durante 2007 y 2008, la Unidad realiza un relevamiento con el objetivo de conocer con mayor profundidad el Departamento.3 Esto permitió ahondar en el conocimiento de las características que adopta, en el territorio, el modelo productivo dominante y las principales problemáticas en que se encuentran las clases desposeídas del medio rural, en lo relativo a sus condiciones de vida. El conocimiento obtenido a partir del relevamiento debía permitir elaborar estrategias de acercamiento al territorio y a los sujetos que lo habitan, no siempre visibles, en ocasiones organizados, en otras no. Un elemento central de la estrategia de trabajo consistió en generar puentes que posibilitaran la construcción conjunta de alternativas a los problemas sentidos por estos grupos. El análisis de la cuenca arrocera del Departamento, fue parte central de este trabajo, en el cual se profundizó en las dinámicas generadas a partir de esta producción de gran relevancia en el territorio. En este proceso comienza el acercamiento con el SUTAA-RB, buscando disponer la información generada y lograr nuevas síntesis, producto del intercambio de saberes entre los trabajadores y el equipo universitario.


Es así que durante 2009 se desarrolla desde el SCEAM el curso Extensión Universitaria y Desarrollo Rural,donde estudiantes de diferentes disciplinas realizaron un trabajo de indagación en torno a los modos de vida de los asalariados rurales del arroz en conjunto con SUTAA-RB. A partir de este trabajo se produjeron una serie de instancias de intercambio que permitieron, a la vez de empezar a delinear posibles líneas de trabajo en conjunto, generar mayores lazos de confianza, reconociendo a un otro diferente, entendiendo, como plantea Rebellato, que “establecer relaciones simétricas, y horizontales no equivale a decir que somos iguales; la horizontalidad es una postura que parte del reconocimiento de la diversidad” (2009: 51). En este proceso de trabajo surgió el tema de la salud vinculada al trabajo, como un problema percibido por los trabajadores/as en general y en particular por su organización sindical. La importancia de este tema radica fundamentalmente en que “para quien tiene como único medio de subsistencia su fuerza de trabajo física e intelectual, su estado de salud es su única reserva, su único “capital” (...) el estado de salud es un bien fundamental, única reserva que es deteriorada, gastada por el empleador con sus contaminantes.” (Migliónico, 2009: 15). Por tanto, la preocupación por la salud en el trabajo atraviesa la vida cotidiana de las trabajadoras y trabajadores; se sitúa dentro y fuera del espacio de trabajo. A su vez, los problemas que existen en la salud en el trabajo, son un emergente del modelo de producción del arroz, dentro del sistema capitalista y concretamente de la organización del trabajo en el sector. A partir de estas consideraciones es que se entiende que el trabajo con los trabajadores/as en esta temática posee varios alcances, el primero de los cuales es contribuir a la organización y reivindicación de derechos de los mismos por condiciones laborales y de vida dignificantes: “La existencia, en tanto humana, no puede ser muda, silenciosa, ni tampoco nutrirse de falsas palabras, sino de palabras verdaderas con las cuales los hombres transforman el mundo. Existir, humanamente, es “pronunciar” el mundo, es transformarlo. El mundo pronunciado, a su vez, retorna problematizado a los sujetos pronunciantes, exigiendo de ellos un nuevo pronunciamiento.” (Freire, 2002:71).

Esta contribución a la organización y exigibilidad de derechos (Cerda, 2010) de los trabajadores del arroz, es una construcción y un aprendizaje para el equipo universitario, en la medida que hay que desarrollar un aprendizaje, de situarse en relación a un otro. Esto habilita los aportes de cada uno desde su realidad, conocimiento e institucionalidad específica, teniendo como referente el fortalecimiento de los procesos organizativos a los que hacíamos referencia a partir del diálogo horizontal y la construcción conjunta de conocimiento, y no exclusivamente a partir de lo que los universitarios consideran que los actores sociales necesitan. Dos aspectos centrales de esta co- construcción de conocimientos, fueron los procesos interdisciplinarios transitados por el equipo universitario y el diálogo de saberes con los trabajadores.

En cuanto a lo primero, las problemáticas de los trabajadores en lo que se refiere a la salud laboral, fueron entendidas como campo de problemas (Fernández, 2007). Esta perspectiva implica pensar en modos de comprensión y explicación de los objetos a estudiar, desde esquemas multirreferenciales (Ardoino, 1988). Lo multirreferencial del campo de problemas quiere decir que deben ser múltiples los marcos de referencia teóricos para elucidar las problemáticas a estudiar. Fue así que el equipo universitario, constituido para desarrollar esta experiencia, provino de distintos ámbitos disciplinares: Agronomía, Geografía, Medicina, Psicología, Sociología y Trabajo Social. Esto significó que los sistemas teóricos no fueron los ejes centrales en este trabajo de investigación-extensión, sino que fueron los puntos relevantes que delimitaron los esquemas teóricos a utilizar (Fernández, 2007), es decir, que en el campo de la salud laboral fueron las problemáticas más acuciantes, planteadas por los trabajadores, las que condicionaron las disciplinas a integrar al equipo universitario.

Además de esta noción de campo de problemas, es necesario introducir otro aspecto, que es la necesidad de reconocer a nuestro objeto de estudio como una totalidad concreta, esto es, como un todo estructurado y dialéctico, integrado por partes que se determinan mutuamente y a su vez son determinadas por otros fenómenos que es preciso identificar y comprender (Kósik, 1967). Por tanto, el proceso de abordaje requiere de sucesivas aproximaciones al objeto para comprenderlo, intentando explicar sus características y dinámicas, de manera de aportar a su transformación. De acuerdo a esta perspectiva, el abordaje interdisciplinario del objeto es fundamental para reconocer los diferentes aspectos presentes en la realidad, que refieren a los campos de acumulación de diferentes disciplinas, como forma de apuntar a una visión integradora y coherente del fenómeno, que tienda a recuperar la totalidad y su esencia (Kósik, op cit). Ante esto, la temática de salud laboral involucra no sólo a las disciplinas más cercanas al ámbito de la salud, sino que también es necesario comprender cómo los procesos de salud- enfermedad en el trabajo son producto de una organización de trabajo históricamente determinada, que se manifiesta de cierta manera en un territorio dado, que promueve determinadas relaciones sociales, reguladas a su vez por un marco legal que habilita pensar en estrategias de reivindicación de derechos. Todos estos elementos posibilitan visualizar una parte de la complejidad del abordaje de un objeto que es eminentemente multirreferenical.
 
Por último se plantea otro desafío: partir de la humildad académica que implica reconocer que cada saber es insuficiente para dar cuenta de un problema integrado por múltiples dimensiones (Stolkiner, 1999). Es así que esta humildad académica se sostiene en el diálogo de saberes, ya que el saber es entendido como saber en acción (De Souza, 2010). Desde esta perspectiva, en la experiencia llevada adelante predominaron en algunos casos los saberes académicos y en otros los saberes de los trabajadores, ajustándose a lo que el objeto de estudio demandaba.

En síntesis la experiencia que se desarrolla en este artículo emerge de un trabajo sostenido en el tiempo con SUTAA-RB, lo que permitió la generación de un vínculo de confianza que fue la condición de posibilidad para abordar un proceso de investigación y de extensión en conjunto. Por otra parte, desde el equipo universitario fue necesario problematizar los elementos centrales de un abordaje interdisciplinario, con el objetivo de no generar simulacros de interdisciplina. El sometimiento de la misma a procesos de reflexión y conceptualización habilitó el poder construir un objeto de estudio común; modos complementarios de acercarse al mismo, y explicaciones que tomaron en cuenta lo mejor de cada una de las disciplinas involucradas. Y en tercer lugar, la humildad académica y el diálogo de saberes fueron los dos principios rectores para que esta experiencia fuera efectivamente participativa y co-construida entre el equipo universitario y los trabajadores.

1 Artículo basado en la ponencia presentada al X Congreso Iberoamericano de Extensión Universitaria, Universidad Nacional del Litoral, Santa Fe, Argentina.2011.

2 Cuando hablamos de salud laboral nos referimos a la condición psíquica, física y social que se da en el trabajador, como resultado de los riesgos a que se expone, derivados de su modo de incorporación en el proceso de trabajo en una sociedad históricamente determinada. (Migliónico, 2009)

3 Proyecto Fortalecimiento del abordaje Territorial y Temático de la Unidad de Extensión de Cerro Largo, cuyo objetivo principal es “Profundizar el abordaje desde la UECL en el departamento, distinguiendo y articulando lo temático de lo territorial, aportando al enriquecimiento y construcción tanto de las demandas como de las líneas de trabajo temáticas y a la configuración de una visión global, más departamental y a largo plazo.” (UECL 2008, p.: 7)

 
  subir        
 
  Editorial
 


Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons