Revista Digital Universitaria
ISSN: 1607 - 6079 Publicación mensual
 
1 de Mayo de 2012 Vol.13, No.5
  Inicio Ejemplares Directorio Quiénes somos Busca artículos Vínculos Contacto Mapa de sitio
 
Documento sin título
 
Disquisiciones metodológicas en el marco de un abordaje interdisciplinario
Cecilia Arias Polnitsky y Mariana Viera Cherro
CITA
PDF
   
“La Historia de las Ideas”
El diálogo entre la historia y la antropología
Analizando producciones sociológicas
Bibliografía
Aumentar Letra Disminuir Letra Disminuir Letra   facebook
twitter
google
 

El objeto de estudio


El objeto de estudio del proyecto del cual participamos quienes escribimos, se definió como la construcción de la democracia en la transición.1
 
Dicho proyecto buscaba investigar, desde una perspectiva interdisciplinaria pero con un marco teórico consensuado centrado en la Teoría del Fetichismo, conjugada con la función utópica del discurso,2 los pensamientos expresados en los textos producidos desde la academia uruguaya, en disciplinas como las ciencias políticas, jurídicas, históricas y sociales entre los años 1985 y 1989.

Mediante el análisis del discurso, entendido éste como una de las dimensiones constitutivas y constituyentes de la realidad social, se procuró identificar y analizar las concepciones de democracia y derechos humanos contenidas en los textos.

Se propuso un primer período de análisis que partía de 1985, siendo esta fecha cuando comienza el ejercicio del primer gobierno electo en las urnas, luego de más de una década de haber sido disuelto el Parlamento y de la actuación de un gobierno cívico militar de facto (1973-1984). El lustro analizado (1985-1989) integra el “proceso de democratización” que transcurre en nuestro país, así como en otras partes del mundo -América Latina (Cono Sur y Nicaragua),  España, Portugal y Grecia- en la década de los ochenta.

En Uruguay las autoridades constitucionales fueron electas en los  comicios de 1984 con personas y partidos proscriptos, con “ausencias” en relación a la materialización de derechos en diversos ámbitos. Tenían por delante temas problemáticos a resolver, como la amnistía para los presos políticos; la investigación y el envío a la Justicia de los casos de violaciones a los derechos humanos cometidas durante la dictadura; la restitución o compensación a los funcionarios públicos destituidos, y la recomposición y regularización del funcionamiento de las instituciones.

En diciembre de 1986 el Parlamento votó la Ley de Caducidad de la Pretensión Punitiva del Estado. La misma fue objeto de severas acusaciones por parte de la izquierda y sectores minoritarios blancos  y colorados que, juzgándola como una ley de impunidad, apoyaron a las organizaciones de derechos humanos y en especial a las de Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos, para lograr someter la ley aprobada al recurso de referéndum popular. Luego del proceso de juntar las firmas para habilitar tal recurso, el mismo se concretó en abril de 1989 y dio la victoria a quienes abogaban por la ratificación de la ley: un 55,44% frente al 42,42% de quienes procuraban su derogación. La ley entregaba la iniciativa de toda posibilidad de investigación y búsqueda al Poder Ejecutivo, el que además debía decidir qué casos se investigarían y quiénes los llevarían adelante. El entonces presidente Julio María Sanguinetti (Partido Colorado) ratificó su convicción de que la Ley debía significar un “punto final” y que por ello no era conveniente dar ningún paso “riesgoso” en el sentido de investigar a fondo  lo sucedido, ni aún en la búsqueda y restitución de niños denunciados por ex presos/as o familiares como desaparecidos.
La sanción de la ley, la recolección de firmas y  el referéndum, transcurren en el período objeto de nuestra investigación. Fueron  hechos fundamentales en el proceso de construcción de la  democracia, cuyas repercusiones continúan fuertemente en el presente.

Lo que nos proponíamos contestar era en qué medida los y las académicas que escribieron en torno a la democracia y los derechos humanos en el lapso que abarca de 1985 a 1989, desde los marcos disciplinares antes mencionados, conciben la democracia como la realización de un régimen de derechos humanos o la limitaron a una única dimensión, la político electoral, reduciendo de este modo la realidad a su existencia política. Ello partiendo de concebir el pensamiento como dimensión constitutiva y, al mismo tiempo, constituyente de la realidad social (Hinkelammert, 1981: 1-3, Arocena, 2005: 66-67).


10 de diciembre de 2009 Día Internacional de los Derechos Humanos. Parque Vaz Ferreira, Cerro de Montevideo, Uruguay. Foto: La Renata

La emergencia de la interdisciplina

¿Cuáles fueron las instancias de diálogo interdisciplinar en el proyecto? Más allá de las propias formaciones disciplinares en diálogo, la interdisciplina debe entenderse como el intercambio y la cooperación entre disciplinas y el conocimiento surgido de este intercambio debería apuntar a la organicidad.

Las preguntas comunes que cada eje disciplinar debía responder y un marco teórico y metodológico único, alimentaba tal organicidad. Dicho marco estaba dado por la matriz disciplinar de la Historia de las Ideas que, en tanto marco interdisciplinar en sí mismo, permitía abrazar perspectivas diversas.

Podemos definir cuatro instancias de emergencia de la interdisciplina en el proyecto. Una primera, en la coyuntura macro del proyecto, entre los representantes de las diversas disciplinas; una segunda referida al campo de conocimiento desde el cual abordar el objeto de estudio: la Historia de las Ideas; una tercera emergente del diálogo interdisciplinar en los subgrupos –en este caso con formaciones disciplinares como la historia y la antropología-, y una cuarta producida por el análisis de los textos provenientes de una disciplina, desde otra matriz disciplinar diferente. En el caso de las ciencias sociales, subgrupo que constituíamos quienes escribimos este artículo, la construcción interdisciplinar, para este último caso, se dio con respecto a la lectura, desde la antropología y la historia de textos provenientes de la sociología.
  
La primera de estas cuatro instancias no será abordada en esta oportunidad. Hemos elegido abocarnos a las tres restantes.

1 El objeto propuesto es “La construcción de la democracia en la transición. El pensamiento de las Ciencias Jurídicas, Políticas y Sociales: Uruguay 1985-1989”. Se trata de un proyecto financiado por la Comisión Sectorial de Investigación Científica (CSIC-UdelaR), coordinado por el filósofo Yamandú Acosta y en el cual hemos trabajado diversas disciplinas: Filosofía, Historia, Ciencias Políticas y Antropología. Se desarrolló a partir del año 2008.

2 La Teoría del Fetichismo busca hacer visible el espíritu de las instituciones. Aunada a la función utópica del discurso permiten desenmascarar las pretensiones de objetividad y de correspondiente neutralidad del  pensamiento teórico-académico relevado. La perspectiva de la teoría del fetichismo permite identificar el núcleo axiológico que subyace dicha pretensión de neutralidad y la de la función utópica del discurso, determinar la forma de subjetividad que la misma expresa, contribuyendo a discernirla en la gama de posibilidades que oscila entre la defensa incondicional y la crítica radical del statu quo. Discursos que se pretenden axiológicamente neutros y que en nombre de esa pretendida neutralidad se autoidentifican como realistas y anti-utópicos, a la luz de estas perspectivas estratégicas de análisis, pueden si fuera el caso, ser visualizadas fundadamente como expresiones de una forma especialmente agresiva de utopismo que es el utopismo anti-utópico: se trata de un utopismo que se afirma por la negación de toda alternativa, no solamente de alternativas utópicas imposibles, sino también de alternativas históricas posibles. (Hinkelammert, 1990)

 
  subir        
 
  Editorial
 


Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons