Revista Digital Universitaria
ISSN: 1607 - 6079 Publicación mensual
 
1 de agosto de 2012 Vol.13, No.8
  Inicio Ejemplares Directorio Quiénes somos Busca artículos Vínculos Contacto Mapa de sitio
 
Documento sin título
 
El tránsito por las instituciones de salud puede ser una peligrosa aventura
Alethse De la Torre Rosas, Guillermo Domínguez Cherit, Rafael Ricardo Valdez Vázquez y Alejandro Ernesto Macías Hernández
CITA
PDF
   
¿Qué tan inseguro es un hospital?
Información para la toma de decisiones
Bibliografía
Aumentar Letra Disminuir Letra Disminuir Letra   facebook
twitter
google
 

Introducción

Nadie se atrevería a poner en duda la necesidad y la transcendencia de los hospitales como instituciones complejas, que cumplen un papel determinante en la salud de la población. Disponer de hospitales adecuados es uno de los recursos más importantes de una comunidad. Un hospital es, sobre todo, un lugar en el cual los miembros de la comunidad pueden obtener servicios destinados a la recuperación de su salud, incluida la rehabilitación, o  bien, los cuidados terminales. El hospital moderno es también un lugar de enseñanza y un centro de aprendizaje para médicos, enfermeras y otros profesionales. Al mismo tiempo, el hospital es, con frecuencia, un centro de investigación donde se amplía el conocimiento científico de las enfermedades y posibles tratamientos.
 
En sentido sociológico el hospital moderno es una gran y compleja organización, con una jerarquía de actividades, obligaciones y toma de decisiones. En este sentido, G. Rosen señala que el hospital tiene que ser visto como un órgano de la sociedad que comparte sus características; que cambia a medida que la sociedad, de la cual es parte, se va transformando, y que lleva hacia el futuro las evidencias de su pasado. En estas complejas instancias se enfrentan dos paradigmas: “primum non nocere” –primero no hacer daño- vs “errare humanum est”-errar es humano.
 
La medicina moderna se enfrenta con mayor frecuencia al reconocimiento e identificación de los eventos adversos que pueden resultar de la práctica médica cotidiana. En los últimos años la organización mundial de la salud (OMS) ha reconocido el riesgo que enfrentan los pacientes en su tránsito por los hospitales, identificándolo como un grave problema de salud pública a nivel mundial. Desafortunadamente estos riesgos, en algunas ocasiones, tienden a ser ignorados, en especial en los países en desarrollo y en transición, impidiéndose así la identificación de oportunidades de mejora.

Enfermera trabajando con un aparato de litotrici. Foto: Luana Fischer Ferreira

 
Se entiende por error en la práctica médica no llevar a cabo una acción prevista según se pretendía o aplicar un plan incorrecto. Los errores pueden manifestarse al hacer algo erróneo (error de comisión) o al no hacer lo correcto (error por omisión), ya sea en la fase de planificación o en la de ejecución. Por otro lado, una infracción o incumplimiento es el desvío deliberado de las normas, reglas o procedimientos operativos. Tanto los errores como las infracciones aumentan el riesgo de aparición de incidentes y eventos adversos.

A su vez, los incidentes y eventos adversos se clasifican en cuasi incidentes, cuando no alcanzan al paciente; incidentes sin daño, aquellos que tienen repercusiones en el paciente, pero no causan ningún daño apreciable, y eventos adversos, los que producen daño a un paciente.



 
  subir        
 
  Editorial
 



Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons