Revista Digital Universitaria
ISSN: 1607 - 6079 Publicación mensual
 
1 de agosto de 2012 Vol.13, No.8
  Inicio Ejemplares Directorio Quiénes somos Busca artículos Vínculos Contacto Mapa de sitio
 
Documento sin título
 

Infecciones hospitalarias

En lugar del desdén con que las miramos, hay cosas que a todos nos deben importar íntimamente. Una de ellas es la seguridad en los hospitales, pues todos los requeriremos tarde o temprano. Por desgracia, los hospitales tienden a ser inseguros para los pacientes, pues sobre toda estancia se cierne el espectro de la infección o de los eventos adversos no infecciosos, que son más frecuentes de lo que la gente cree. Estos eventos suelen poner en peligro el bienestar y hasta la vida. En pocas palabras, se entra por una cosa al hospital  y se muere por otra. Por ello, aunque las infecciones en los hospitales matan diez veces más que el crimen organizado, nunca escucharemos en los noticiarios algo como: “En México hoy murieron 132 pacientes por infección en los hospitales. Vayamos con nuestros reporteros para un informe más detallado en los lugares de los hechos”. Eso no es noticia porque la gente no lo siente como algo personal y, sobre todo, porque luego de una semana habría hastío de escuchar cada día lo mismo. Mientras que la sociedad siga siendo pasiva con respecto a lo que ocurre en los hospitales, el cambio impostergable hacia la seguridad será muy lento. Esta seguridad del paciente hospitalizado debe ser prioridad para la salud pública, que requiere una sociedad más activa para que se exijan programas específicos para medirla y asegurarla de manera constante.

Sin duda, los hospitales brindan grandes beneficios sociales. En las últimas décadas han rescatado pacientes que hubieran muerto sin remedio hace medio siglo. Pensemos sólo en el avance de las terapias intensivas y las áreas neonatales que, gracias a múltiples procedimientos y dispositivos, contribuyen a mejorar la sobrevida de la gente. Así, el objetivo final de los hospitales es mejorar la calidad y la duración de la vida; resolver o controlar las enfermedades de la población, y ser centros de enseñanza y generación de conocimiento científico. Pero todos estos nobles fines pueden arruinarse por los eventos adversos.

Nuestro objetivo en este número de la Revista Digital Universitaria es brindar información que permita entender algunos de los riesgos que corren los pacientes en los hospitales y cómo pueden prevenirse y controlarse. Hemos hecho una selección de artículos, cuyo contenido garantizará que lo logremos. Se abordarán los riesgos generales y eventos adversos a los que están expuestos los pacientes, considerando que el tránsito por las instituciones de salud puede ser una peligrosa aventura. También se abordarán las infecciones del torrente sanguíneo adquiridas en el hospital, que podría ser una de las enfermedades con mayor mortalidad en menores de dos años y en caso de no modificarse podría convertirse en el Herodes de nuestros tiempos. No podemos entender una práctica médica moderna sin que esté ligada a una adecuada calidad de la atención, constituyendo una razón de vida o muerte, por lo que se describen los rubros básicos que se deben cumplir en la atención de todos los pacientes, los parámetros para considerar un evento adverso, así como su prevención. Finalmente, se describen dos estrategias que han demostrado modificar los riesgos de los pacientes en los hospitales. En el artículo sobre asepsia, antisepsia, desinfección y esterilización, se llevará al lector por la historia y los resultados que se han generado gracias a este gran logro del pensamiento humano, mientras que en la red de pacientes por la seguridad del paciente se otorga un rayo de esperanza al involucrar a la comunidad en la vigilancia de los pacientes, lo que permitirá su sensibilización y empoderamiento, que sería un catalizador para la mejora de atención.



EDITORES INVITADOS
Dr. Alejandro Ernesto Macías Hernández y
Dra. Alethse De la Torre Rosas


 
    subir    
 
  Editorial
 



Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons