Revista Digital Universitaria
ISSN: 1607 - 6079 Publicación mensual
 
1 de enero de 2013 vol.14, No.1
  Inicio Ejemplares Directorio Quiénes somos Busca artículos Vínculos Contacto Mapa de sitio
 
Documento sin título
 
RECCI: Modelo de descentralización de las ciencias sociales y de las humanidades en México1
Rafael Diego-Fernández
CITA
PDF
   
Misión y visión
Aspectos destacables
Aumentar Letra Disminuir Letra Disminuir Letra   facebook
twitter
google
 

Introducción


A fines de los años treinta, durante el gobierno del general Cárdenas, se crea la Casa de España para recibir a los transterrados arrojados por la guerra civil española, que inmediatamente se transforma en El Colegio de México en 1939. La siguiente parada en nuestro repaso tiene lugar en el sexenio del presidente Echeverría cuando se crea el CONACYT en diciembre de 1970, con el propósito de fundar instituciones científicas en diversas regiones para contribuir a la descentralización de la capital del país2. En la administración de López Portillo, y dado el éxito logrado por el CONACYT en su primera etapa, se pretende dar el siguiente paso y completar el programa con la descentralización de las instituciones de Ciencias Sociales y Humanidades, y la primera en responder a la convocatoria es precisamente El Colegio de México, y el primer fruto de este programa surge con la fundación de El Colegio de Michoacán en enero de 1979 en la ciudad de Zamora. A partir de ese exitoso modelo implementado por Luis González, surge un gran interés en distintos lugares por repetir el modelo, y como muestra de ello tenemos el testimonio de Gerardo Cornejo quien cuenta que en 1980 Víctor Urquidi, en su calidad de presidente de El Colegio de México, le pidió que lo acompañara al primer informe que Luis González rendiría a la Junta de Gobierno del Colmich, y ya de regreso le preguntó su opinión, a lo que Cornejo respondió de manera muy entusiasta, dando lugar a que su interlocutor le cuestionara si sería exportable el modelo del Colmich a otras regiones, específicamente al Noroeste del país3. La conversación terminó un par de años después en el contexto de la fundación de El Colegio de Sonora.

Lo que en esta ocasión nos interesa es dar cuenta de cómo a partir de estos antecedentes fructificó con el paso de los años la Red de Colegios e Instituciones de Investigación (RECCI), uno de los sistemas de educación superior y posgrado en Ciencias Sociales y Humanidades más completo, complejo y singular de México.

Integrantes

Colegios de participación federal y estatal. Con la fundación del Colegio de Michoacán se puso en práctica un nuevo modelo de colaboración y de financiación en este rubro entre la federación y los estados. Amparados en el mismo modelo surgirían los siguientes Colegios:

    • Colmich, 1979
    • Colef, 1982
    • Ecosur, 1994
    • Colsan, 1997 

Colegios de participación exclusivamente estatal. De manera paralela a este proceso, en algunos estados del país se pusieron en marcha otros modelos de creación y de financiamiento para este tipo de instituciones, y uno de ellos consistió en la creación de los nuevos Colegios por voluntad del gobernador en turno, como fue el caso de:

    • Coljal, 1982
    • Mexiquense, 1986

O bien por decreto del Congreso del estado, como en el caso de:

    • Colson, 1982

Proceso de creación

De manera informal desde la fundación del Colmich se generó una relación de colaboración estrecha entre la institución matriz, el Colmex, y el primero de sus retoños. Este espíritu de colaboración se mantuvo y se fue consolidando a medida que surgían los demás Colegios, todos ellos contando con el entusiasta y generoso apoyo y colaboración del Colmex, se tratara de Colegios con participación federal o simplemente estatal, y así se fortaleció de manera notable esta red en 1982 con el surgimiento del Colef, Colson y Coljal, seguido poco después por el Mexiquense.

Para dotar de formalidad a esta asociación en octubre de 1997 se constituyó la Red de Colegios integrada por el Colmex, Colmich, Colef, Ecosur, Colson, Coljal, Colsan y Colegio Mexiquense, y al poco tiempo, dado que había otra serie de instituciones dedicadas a las Ciencias Sociales y a las Humanidades con un perfil y unos objetivos que se identificaban plenamente con los de la Red de Colegios, se admitió, en 2002, como miembro de pleno derecho al Instituto Mora, lo que abrió la puerta para que otras instituciones en el mismo caso también se integraran; en 2005 lo hicieron el CIESAS, el CIDE y el Centro GEO.

Como consecuencia de lo anterior en 2006 se acordó renovar el Convenio General con el objeto de actualizarlo y plantear los nuevos objetivos y metas que la asociación demandaba, y uno de los más importantes puntos del nuevo convenio fue el de señalar los requisitos de ingreso de los candidatos interesados en formar parte de RECCI, dado que en buena parte del país empezaban a proliferar instituciones que se cobijaban con el título de Colegios, y que sin embargo en muchos casos perseguían fines totalmente ajenos a los de la agrupación4.

1 Trabajo presentado en la actividad académica Retos de las Humanidades y las Ciencias Sociales, mesa Políticas de Estado en las Humanidades y las Ciencias Sociales, 12 de junio de 2012.

2 Historia del Sistema de Centros Públicos de Investigación CONACYT http://www.mexicocyt.org.mx/noticias_eventos/5648, (revisada 23 de noviembre 2012)

3 Cornejo Murrieta, Gerardo. Gracias querido Luis, en: http://www.colson.edu.mx:8080/portales/docs/luis-gonzalez.pdf revisada 23 de noviembre de 2012.

4 Red de Colegios e Instituciones de Investigación (RECCI), http://www.recci.org.mx revisada 23 noviembre de 2012

 
  subir        
 
  Editorial
 




Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons