Revista Digital Universitaria
ISSN: 1607 - 6079 Publicación mensual
 
1 de febrero de 2013 vol.14, No.2
  Inicio Ejemplares Directorio Quiénes somos Busca artículos Vínculos Contacto Mapa de sitio
 
Documento sin título
 
Los contenidos educativos en los contextos digitales
Clara López Guzmán
CITA
PDF
   
La descripción
La interpretación
Conclusiones y bibliografía
Aumentar Letra Disminuir Letra Disminuir Letra   facebook
twitter
google
 

Introducción

Las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) son un motor que mantiene en marcha el paradigma de la educación; su constante evolución plantea el cambio y la adecuación de prácticas organizacionales, así como de requerir el desarrollo de nuevas habilidades en los actores de los modelos educativos, para innovar en la forma de representar, organizar y reutilizar el conocimiento.

Debido a su novedad, y a que se involucran elementos diferentes a los sistemas tradicionales, la enseñanza con el uso de medios digitales es compleja. Intervienen una serie de variables y factores vinculados no sólo con la currícula y los contenidos, sino también con dispositivos de acceso, redes de cómputo y la tecnología de Internet. Así como particularidades propias de los sujetos que utilizan el material, incluyendo, también, variables del contexto. Este contexto está principalmente delimitado por la tarea que se realiza con el contenido, las metas educativas y los métodos de enseñanza en que se integra pedagógicamente el contenido.

En los modelos de enseñanza/aprendizaje basados en las TIC, los contenidos digitales1 circulan entre distintos agentes que participan en el modelo. Las rutas que los contenidos siguen para cumplir con su ciclo de vida y de uso son complejos y variables, según la aplicación y el grupo de usuarios que los utilicen.

En las ciencias de la documentación hay mucho trabajo desarrollado para la organización de la información y del conocimiento en sus representaciones clásicas, sin embargo, se requiere un mayor estudio de estas prácticas en el ámbito de los nuevos contenidos educativos digitales. Además de requerirse mecanismos para la generación de vocabularios y de definición de contextos educativos que las computadoras puedan interpretar para ofrecer recuperaciones e intercambios de recursos más eficientes.

Los metadatos han coadyuvado en la tarea de organizar la información en la Web, a través de descripciones genéricas y de la utilización de lenguajes apropiados para que las computadoras puedan procesarlos e indizarlos. Sin embargo, las etiquetas que se generan no proporcionan mayor descripción de los elementos mismos, más allá de un nombre de etiqueta que la computadora no puede interpretar. Con el uso de los metadatos y de los tesauros se pueden obtener jerarquías temáticas de los contenidos, pero no es posible, de forma automatizada, relacionar ese contenido con otros, así como tampoco se puede delimitar el dominio de conocimiento que comprende.

Para obtener una mejor interoperabilidad entre sistemas, y para potenciar las aplicaciones de la Web Semántica, se está dando auge a la descripción y relación de contenidos a través de ontologías. Las ontologías son vocabularios que describen significados de términos y sus interrelaciones en un dominio de conocimiento. Son un elemento clave en la arquitectura de la Web Semántica y se vislumbran como el método más explícito para la descripción de contenidos educativos digitales.


Ilustración por Nemo

La gestión

La educación en línea y la educación presencial asistida por tecnologías crean necesidades para representar, estructurar, desarrollar, describir y clasificar el conocimiento cada vez de forma más eficaz. No sólo para su comunicación y entendimiento entre seres humanos, sino también para que las computadoras puedan interpretarlos y procesarlos de forma más acertada sin la intervención humana.

A lo largo de la historia, el hombre ha tratado de entender cómo es que se genera el conocimiento y también ha buscado mecanismos cada vez más eficientes para transmitirlo, desde verbalmente hasta cómo representarlo en los medios digitales. En las aplicaciones educativas apoyadas por las TIC, la representación del conocimiento se efectúa con fines de proveer contenido para el proceso de enseñanza/aprendizaje. Y los métodos que se utilizan para su organización repercuten en el potencial que tienen dichos contenidos para ser recuperados, utilizados, transmitidos y almacenados.

Los materiales, o contenidos educativos, son un componente insustituible en el proceso de enseñanza; se elaboran con un objetivo específico para ser utilizados en un contexto educativo y se recurre a ellos como referencia o apoyo en cualquier nivel escolar. Así como en la educación presencial o a distancia, y tanto en la educación formal como en la no formal (Area, 2004).

La gestión de contenidos educativos se refiere a la forma en la que estos son creados, administrados, almacenados y utilizados. Un elemento importante para la gestión, es la visibilidad del contenido, ya que para poder realizar la mayoría de las funciones es necesario que el recurso sea fácilmente localizable y comprensible, al menos en su descripción general, para entender qué tipo de recurso es y para qué se espera que pueda ser utilizado.

Para la evaluación de la visibilidad de la información, pueden emplearse los factores de la norma ISO 9126 y la IEEE 1061, basadas en la evaluación de productos software, adaptándolos a un modelo de aprendizaje web. Así lo sugieren Duart & Sangra (2000), quienes matizan dichos factores para evaluar la visiblidad de los contenidos educativos, obteniendo lo siguiente:

  • Funcionalidad. Conjunto de atributos que influyen en la existencia de un conjunto de funciones y sus propiedades específicas. Las funciones son las que satisfacen a un grupo definido o supuesto de estudiantes.

  • Fiabilidad. Conjunto de atributos que afectan a la capacidad del entorno de aprendizaje para mantener los niveles de funcionamiento según las condiciones indicadas en un periodo de tiempo establecido.

  • Usabilidad. Conjunto de atributos que influyen en el esfuerzo necesario para saber usar los diferentes elementos del entorno de aprendizaje, y la valoración individual otorgada a dicho uso, en el caso de un grupo definido o supuesto de estudiantes.

  • Eficiencia. Conjunto de atributos que afectan a la relación entre el nivel de funcionamiento del entorno de aprendizaje y la cantidad de recursos utilizados, bajo condiciones establecidas.

  • Mantenibilidad. Conjunto de atributos que tienen que ver con el esfuerzo necesario para realizar modificaciones específicas en los diferentes elementos del entorno de aprendizaje.

  • Portabilidad. Capacidad de los elementos de enseñanza para funcionar en otros entornos. En la gestión, el esquema de organización que se utiliza es la base para lograr todo el potencial de uso que pueda tener un contenido educativo. Si su método de catalogación no ha sido el adecuado, los descriptores no son los correctos, o si está ubicado en un repositorio no apropiado, el recurso perderá relevancia en el contexto digital y estará limitado a usos específicos de quienes lo crearon.

La gestión de contenidos educativos digitales requiere estar orientada hacia un alto nivel de interoperabilidad para que puedan utilizarse en diversas aplicaciones: plataformas de aprendizaje, bibliotecas digitales, repositorios, sistemas de información e incluso en páginas web. Aunque hay estándares tecnológicos para que estas herramientas puedan comunicarse, los métodos de descripción utilizados requieren de mayor definición para empatar los significados de los descriptores y realizar un intercambio de información realmente eficiente.

1 En este trabajo, el término "contenido educativo" se referirá a aquellos en línea; como documentos o materiales de aprendizaje, que tienen un fin educativo, representados en diversos tipos de codificación: animaciones, actividades, videograbaciones, tareas, audios y todo aquello que, en formato digital, proporcione un aporte al conocimiento y tenga un objetivo de enseñanza.

 
  subir        
 
Editorial
 




Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons